Bellas Artes:

El pintor noruego Edvard Munch (1863-1944) fue uno de los pioneros del movimiento expresionista en la pintura moderna.

Casi seguro que ha visto las miles de reproducciones sin cesar de su “Grito”, su obra maestra y una inquietante exploración expresionista de angustia existencial, que ha sido convertido en mousepad, tapas de libros, fondos de escritorio, película de horror, objetos y carteles de todo el mundo usan esta imagen, adaptándola y modificándola.
2.jpg

Es probablemente uno de los tres cuadros más famosos de todo el mundo, que tienen menos de 150 años.

Cuando Munch murió en enero de 1944, se supo que había legado incondicionalmente todas sus restantes obras a la ciudad de Oslo.

La ciudad construyó el Museo Munch en 1963 para albergar su colección única de cerca de 1.100 pinturas, 4.500 dibujos y 18.000 impresiones.