Siguiendo con la homosexualidad, que es un tema de actualidad, no es lo mismo verla desde un punto de vista legal, que lo que piensa Noruega y los noruegos del tema. Hay una buena parte de la sociedad, que es muy tradicional y que no ve a una familia formada por hombres entre sí o mujeres, sino que la ven formada por un hombre y mujer. Ciertamente es una visión clásica, pero no real, porque hoy en día las familias pueden estar formadas perfectamente por personas del mismo sexo, así que es un error pensar de esta forma tan atrasada, porque hay que modernizar el pensamiento.

noruega3.jpg

Hay que abrirse a los nuevos tiempos y dejar de pensar en la familia clásica, que hoy en día está dejando de existir, porque una pareja de hombres puede ser tan feliz como una familia cualquiera, de las clásicas. Otra parte de la sociedad entiende que las parejas gays puedan existir y que lo ven como algo normal, que es cuestión de gustos y cada uno sabrá lo que debe hacer con su vida. A esta parte se van agregando muchos noruegos, que empiezan a pensar de una manera razonable.

Sin embargo, queda una minoría que no respeta a los homosexuales y que lo ven como personas antinaturales y que el estar con hombres no tiene sentido o mujeres con mujeres. Esta pequeña parte de la sociedad poco a poco se va reduciendo aún más y comienzan a pensar y a respetar a los homosexuales, que es lo importante. Todos tienen el derecho de no estar de acuerdo con una pareja gay o que no o miren cuando pasan por la calle, pero tienen la obligación de respetarlos, que es algo que poco a poco sucede en Noruega, por suerte.