La homosexualidad en Noruega tiene una vertiente legal, que se tiene en cuenta desde hace unos años, porque anteriormente, la homosexualidad no estaba bien vista desde el punto de vista legal y casi que era una enfermedad más que otra cosa. Hoy en día, el noruego homosexual está protegido de las personas que quieran discriminarle por su condición sexual, ya sea en el trabajo, en la calle, entre otros ámbitos. Nadie tiene derecho a discriminar a un homosexual por el simple hecho de serlo. Este paso significativo ha sido muy importante para los homosexuales en Noruega hoy en día.

noruega-gay.jpg

La vida del homosexual van cambiando con el tiempo y hoy tienen una protección legal que antes no tenían, pero los tiempos cambian y legalmente el homosexual tiene derecho a que no ser discriminado, ni objeto de burla, todo por ser gay. Fue una buena opción la creación de estas leyes, para proteger los derechos de los homosexuales en Noruega, que tienen tantos derechos como las personas heterosexuales.

Hoy la ley protege que te puedan despedir del trabajo porque seas homosexual, no te dejen entrar en un restaurante o cualquier otro acto discriminatorio. Nadie tiene el derecho a decirte nada por ser gay y la ley es severa con todas las personas que no cumplen con esto, que cada vez son menos, porque aunque uno no acepte la homosexualidad, se puede respetar, que es algo importante para poder convivir todos juntos. Estas leyes por desgracia no la podemos encontrar en todos los países.