noruega6.jpg

Según una clasificación publicada por la revista inglesa “The Observer”, las Islas Lofoten figuran como el segundo archipiélago más bello del mundo!

Las Islas Lofoten, un imperio insular de montañas y picos, playas y praderas heladas, se extienden desde Raftsundet en el norte hasta el faro de Skomvær al sudoeste de la isla de Røst.

La diversidad de las Lofoten y el esplendor de su naturaleza permiten la práctica de una gran variedad de actividades a lo largo de todo el año.

En verano y primavera estas islas muestran su máximo esplendor en cuanto a colorido y paisaje y es la época ideal para la práctica de todo tipo de actividades al aire libre, como rafting en mar abierto, kayak, senderismo, safari de ballenas, safari de pájaros… las posibilidades son infinitas.

El otoño es la temporada de la orca. Un safari de orcas a bordo de una zodiac o de un barco de pesca constituye una experiencia fantástica que permite acercarse a estos magníficos animales que pueden medir hasta 6 metros de longitud.

El invierno es la época para la pesca del “skrei”, más conocido en España como bacalao fresco, que entre febrero y marzo realiza su migración desde el mar de Barents a las Islas Lofoten, donde vienen a desovar en aguas más cálidas.

Este es el momento óptimo en cuanto a calidad de este producto del mar. Por caminos de Noruega salga de las autopistas y disfrute de los caminos turísticos nacionales de Noruega.

El viento agita su cabello mientras el coche pasa montañas escarpadas, fiordos de cuento y largos glaciares. 18 caminos turísticos nacionales llevarán antes de 2015 al público a través de los tesoros naturales noruegos. Cinco de ellos ya están listos.

La Dirección General de Carreteras de Noruega va a transformar 18 tramos de carretera en caminos turísticos nacionales antes de 2015.

18 recorridos a través de distintos paisajes en lo más bello de la naturaleza noruega que darán al viajero un descanso del estrés y la agitación de las vías principales.

En total 1.850 Km que escalan montañas, siguen la costa y buscan su camino entre cascadas y corrientes o van a parar a mares de hielo en el extremo norte.