noruega10.jpg

Ciudad del sur de Noruega, que constituye por si sola un condado y es capital de la nación. La población de la ciudad es de 448.800 habitantes y del área metropolitana de 566.500 habitantes.

La ciudad se encuentra en la desembocadura del Oslofjord en la costa sudeste de Noruega. Fue fundada en 1048 por Harald Hardrade, rey de Noruega desde 1046 hasta 1066 y prosperó como un centro comercial y puerto para convertirse en la capital de Noruega en 1299.

La principal fortaleza de Noruega se construyó aquí en Akershus en la Edad Media. Después de un desastroso incendio en 1624, la ciudad fue reconstruida y se le cambio el nombre a Christiania (más tarde Kristiania o Cristianía) en honor de Cristián IV, el rey tanto de Noruega como de Dinamarca, pero se volvió a usar su antiguo nombre en 1925. Las primeras industrias de la ciudad se desarrollaron a lo largo de las orillas del río Aker, cuyas cataratas podían usarse para mover ruedas hidráulicas.

En torno de ellas las casas de los trabajadores, de los mercaderes y los funcionarios gubernamentales, se diseminaban hacia afuera por los lagos, bosques y pantanos más allá de la bahía. Como resultado del crecimiento anárquico, Oslo cubre ahora más de 450 km², lo cual la convierte en una de las ciudades más grandes del mundo en el área.

Sin embargo, conserva un ambiente rural fuera del pequeño centro de la ciudad, debido a grandes zonas de «cinturón verde» que los residentes actuales de Oslo usan para correr y esquiar. La espina dorsal de la ciudad es la avenida conocida como Karl Johansgate. Lleva ese nombre en honor del rey Karl XIV Johan, un mariscal francés a las órdenes de Napoleón, que fue elegido príncipe heredero de Suecia en 1810 y se convirtió en rey de Noruega bajo la monarquía dual establecida al final de las guerras napoleónicas.

Su palacio, situado en la parte central de Oslo; es todavía la residencia oficial de los monarcas noruegos.